No era una trinchera de una película de guerra donde siempre ganan los gringos, no… era una alambrada en el frontis del regimiento Granaderos que colocaron a los militares como protección de las manifestaciones.

Pero la historia continuará ahora con el municipio de Iquique que entregó un plazo para el retiro de los parapetos, según lo informó en su cuenta de redes sociales el concejal Guillermo Cejas (Archi para los amigos).

“En reunión con director de obras municipales Héctor Varela. Me informo que el ejército tiene plazo hasta mañana para sacar trinchera instalada en plena avenida Prat….Súper peligrosa…. de lo contrario se cursarán partes por uso de espacio público”.

Hay que tomar en cuenta, que el Ejército anunció que estas barreras serán momentáneas y que harán un cierre definitivo.