Ronaldinho y su hermano Roberto de Assis Moreira pudieron abandonar la fiscalía contra el Crimen Organizado de Paraguay luego de haber declarado durante ocho horas por mantener un pasaporte falso, con que ingresó al aeropuerto de Asunción.

El exjugador salió libre, pero se está evaluando el hecho dado que el exfutbolista salió de Brasil con su pasaporte brasileño, aunque ingresó a tierras guaraníes con uno paraguayo que le fue entregado no bien bajó del avión.

«La decisión que se tomó con el consentimiento de nuestro cliente fue prestar declaración, responder a todas las preguntas del Ministerio Público y nosotros a partir de mañana lo que vamos a hacer es ingresar a verificar todos los detalles», comentó Adolfo Marín, abogado de Dinho.

Además, el letrado aseguró que su cliente permanecerá en Paraguay para aclarar lo sucedido. La justicia podría castigarlo con una multa o un máximo de cinco años de prisión.