El presidente argentino, Alberto Fernández, tomó la decisión de disponer una cuarentena total para todo sus país desde la 00 horas del viernes 20 de marzo hasta el 31 de del mismo mes con posibilidad de prórroga, a través de un decreto presidencial.

“Para nosotros la salud de los argentinos es lo prioritario. Hicimos muchos esfuerzos para que la gente lo entienda, tomamos muchas medidas Pero hubo gente que las infringió, por eso, decidimos disponer una cuarentena total en toda la Argentina. Todos los argentinos deberán quedarse en sus residencias. Quiero decirle que estamos ante un enemigo invisible”, afirmó el mandatario argentino, según consigno Radio Mitre.

De esta manera, los argentinos solo podrán salir de la casa para comprar alimentos, para ir a la farmacia o para sacar dinero en los cajeros. De hecho, los bancos solo trabajarán de manera online.