Paola Diez, Directora Nacional de la Fundación para la Promoción y Desarrollo de la Mujer (PRODEMU) anunció ayer la suspensión de toda su oferta programática a nivel nacional, la cual beneficia a aproximadamente 60 mil mujeres anualmente. La decisión es una medida precautoria y de autocuidado para evitar la propagación del virus Covid-19 entre las Mujeres PRODEMU

Para la Delegada Nacional en la región de Tarapacá, Karoll Carvajal Castro, la decisión “es un llamado a la prevención de todas las mujeres Prodemu y de la comunidad en general, a evitar las reuniones y encuentros masivos para proteger a nuestros adultos mayores y población vulnerable”. La Delegada Nacional recordó que el 23% de las mujeres que participan en los diferentes espacios formativos y jornadas de la fundación son adultas mayores, “por lo que también hacemos un llamado a que concurran a los centros de vacunación paulatinamente, para inmunizarse contra la influencia”, señaló.

La fundación, además, se sumó a otras instituciones que instaron a sus trabajadores y trabajadoras a realizar teletrabajo, para poder cumplir con las necesidades de las mujeres PRODEMU a lo largo de Chile. En este sentido, la Delegada Nacional en la región, hizo un llamado a la corresponsabilidad familiar, ya que “la distribución de tareas y una buena comunicación para poder explicar el nuevo contexto que afecta a todos los miembros del hogar, serán fundamentales para lograr dinámicas familiares saludables en situaciones de crisis prolongadas como la que atraviesa el país”.

Karoll Carvajal Castro señaló que el “apartamiento social” es necesario como medida preventiva, por lo mismo es una oportunidad para mejorar las prácticas de convivencia al interior de las familias, ya que el cuidado y las tareas domésticas recaen generalmente sobre las mujeres, lo que es un estereotipo de género que desde Fundación PRODEMU buscamos erradicar.