«El Hoyo» está ambientada en un futuro distópico y narra la historia de un hombre llamado «Goreng”, quien es encerrado en una prisión por voluntad propia a cambio de una recompensa. Sin embargo, el lugar donde estará encerrado es diferente a cualquier otra cárcel, pues en lugar de celdas, son pisos, no se sabe cuántos.

«Goreng» debe pasar 6 meses ahí, pero se dará cuenta de su error cuando llegue la hora de la comida: una mesa que solo tiene las sobras de un gran banquete. Su compañero de celda, «Trimagasi», le explica que la comida se va acabando nivel por nivel, los prisioneros del primer piso y los siguientes, devoran todo lo que pueden sin importar que los demás pisos inferiores se queden sin nada.

El protagonista buscará la forma de que todos los niveles logren obtener un poco de comida, pues se da cuenta que algunos realizan canibalismo para sobrevivir, pues el piso que te toque es aleatorio y se cambia mes con mes. ¿Logrará salir con vida y cambiar el sistema de alimentación de dicha prisión?

«El hoyo» hace una crítica hacia el capitalismo desmedido, la gente no obtiene lo necesario, sino que quiere todo en exceso dejando a otros sin la oportunidad de alimentarse o de obtener lo básico para sobrevivir, algo que preocupa a muchos en esta crisis de cuarentena.

La cinta española, dirigida por Galder Gaztelu-Urrutia y protagonizada por Iván Massagué (El Barco).