El Gobierno argentino anunció en las últimas horas el pago de 10 mil pesos ($135.000 chilenos) para trabajadores informales y a quienes pagan impuesto al valor agregado fijo, denominado ‘monotributistas’, ante la cuarentena por coronavirus decretada por el presidente Alberto Fernández.

El pago se hará por única vez en abril, en el marco del programa de «Ingreso Familiar de Emergencia». El universo comprendido es de 3,6 millones de hogares.

«Queremos asegurarnos que todos los argentinos queden protegidos ante esta crisis», explicó el ministro de Economía, Martín Guzmán. «Esto es para familias que no tengan ningún tipo de ingreso», expresó el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, según consiga en su edición digital de este martes Clarín de Buenos Aires.

Voceros del Gobierno señalaron que se busca incluir a la mayoría de los trabajadores de casas particulares, que trabajan en hogares y ahora están impedidos de movilizarse. Sin embargo, según lo que trascendió, la ayuda de $ 10.000 será solo para las personas que no están «registradas». De esa forma, el personal dedicado a tareas domésticas que si está en blanco y hacen aportes no tendrá ninguna ayuda. «Podrán tramitarlo los trabajadores de casas particulares que no inscriptos en el régimen tributario», expresó el Poder Ejecutivo en un comunicado.