Así de claro y tajante fue el Jefe de las Fuerzas de Tarapacá, el general Guillermo Paiva, al ser consultado si tomaría alguna medida ante el llamado de cerrar el paso a las comunas. Decisión que adoptó el pasado fin de semana el alcalde de Pozo Almonte, Richard Godoy y, ayer, el jefe comunal de Colchane, Javier García.

“Nadie en la región ni en Chile está sobre la ley, por lo tanto, todos; las autoridades los representantes gremiales, los ciudadanos debemos cumplir la ley. En este sentido no debemos tomarnos atribuciones que no corresponden, ni están amparadas por la ley. El restringir los movimientos es una autorización que no radica en ninguna persona que no sea quien les habla, en este caso de Estado de Excepción”, manifestó el general Paiva.

El alto oficial entregó estas declaraciones en el punto de prensa diario que otorga junto al intendente Miguel Ángel Quezada, donde se abordan los temas referentes al Estado de Excepción que hay en todo el país. Con respecto a los llamados de los jefes comunales que han manifestado la necesidad de bloquear los ingresos a las comunas, para evitar que ingresen personas contagiadas de “coronavirus”, el Jefe de las Fuerzas indicó que ya había conversado con los alcaldes.

“No obstante, ellos, hemos conversado con los alcaldes a fin de que, en los eventuales cortes de ruta, se siga manteniendo la intención original, es no restringir el acceso a las comunas, sino orientar a la gente a que pase por lugares donde hay controles sanitarios en que se les está tomando la temperatura. Debo ser enfático, esta atribución es exclusiva del jefe de las fuerzas, quien les habla, y esta restricción no la voy a autorizar ni poner en ejecución”, precisó el general Guillermo Paiva.

TOQUE DE QUEDA
En la segunda noche de toque de queda, solo seis personas no respetaron la medida, según informaron las autoridades. Además, hay seis personas detenidas por ingreso ilegal al país, cinco de nacionalidad colombiana y un ciudadano boliviano.