El Senado aprobó por 22 votos a favor, 16 en contra y 1 abstención el proyecto de ley de matrimonio igualitario, que en 2017 ingresó a tramitación la entonces presidenta Michelle Bachelet en el marco de un Acuerdo Solución Amistosa (ASA) que el Estado y el Movilh firmaron ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

“Hoy pasamos una nueva barrera. Dimos un paso más para terminar con una histórica y antojadiza exclusión legal que solo reconoce el derecho a matrimonio a parejas heterosexuales, en desmedro de las homosexuales. El país, y muy especialmente las parejas del mismo sexo, requerimos borrar de nuestra legislación todo componente homofóbico y hacer real la igualdad ante la ley, un derecho humano al que a nadie debiese negarse”, sostuvo el dirigente del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), Rolando Jiménez.

El vocero del Movilh, Oscar Rementería, añadió “que si bien este es un primer paso de muchos, era uno difícil por tratarse la sala del Senado. Este avance, abre definitivamente la puerta para la aprobación total. Apelamos a todas las voluntades para ello”.

Ahora el proyecto volverá a la Comisión de Constitución del Senado para su discusión en particular.