La visita del Papa Pancho a Chile no será una taza de leche, ya que hay anunciada contra manifestaciones y reclamos por mantener como obispo de Osorno, Juan Barros Madrid, sindicado como uno de los encubridores de las cochinadas del cura cuico, Fernando Karadima.

Cabe recordar que Juan Barros Madrid fue obispo de Iquique entre los años 2000 y 2004, para luego ser obispo castrense. Le sucedió en el cargo Marco Antonio Ordenes, quien figura en el listado de la agrupación Bishop Accountability, que creó una Web con los 80 curitas involucrados en abusos sexuales de Chile.

Ordenes asumió como obispo de Iquique el año 2006, luego ser rector de Santuario de La Tirana. En el 2012 renunció a su cargo en medio de acusaciones de haber abusado sexualmente de un adolescente en la década de 1990.

“La renuncia se produjo después de varios días de revelaciones comprometedoras: la Nunciatura Apostólica de Chile admitió públicamente que se estaba desarrollando una investigación contra Órdenes desde abril de 2012, el fiscal local reveló la existencia de una denuncia penal contra el obispo estampada en 2009 y la víctima divulgó una grabación en los medios de comunicación en la que se escucha una conversación entre él y Órdenes”, según el informe de Bishop Accountability.

La página indica que “la víctima, tenía 15 años y era acólito de la Catedral de la Inmaculada Concepción, perteneciente a la diócesis de Iquique, cuando se iniciaron los abusos. En ese momento, Órdenes se desempeñaba como rector del santuario Nuestra Señora del Carmen, perteneciente también a la diócesis de Iquique”.

El exobispo de Iquique, reconoció que había cometido «un acto imprudente» con joven, pero aseguró que el hecho se había producido cuando el muchacho tenía 17 años y, por lo tanto, no era considerado menor de edad.

VERAZ

El fiscal Raúl Arancibia declaró que, aunque los delitos podrían estar prescritos, había llegado a la conclusión de que la denuncia de la víctima era «absolutamente veraz», según consiga el portal iquiqueño “Edición Cero”.

LEER: Concejal Felipe Arenas propone quitarle la calidad de Hijo Ilustre a ex obispo Marco Ordenes

Luego Marcos Ordenes viajó a Perú a un tratamiento médico y a una vida”dedicada a la oración”.

Esta madrugada, el porta de radio Cooperativa informó el Marco Ordenes se encuentra en Santiago en un “ambito privado” oficiando misas, además que el caso en el tribunal eclesial está cerrado, pero obispos decidieron postergar el anuncio hasta después de la visita del papa Francisco.

Según la pagina Bishop Accountability, Ordenes “en 2017 continuaba ostentando el título de obispo emérito de Iquique”.